Tratamiento para quemaduras de tercer grado

Es muy necesario un tratamiento para quemaduras de tercer grado. Ya que este tipo de quemaduras destruyen ambas capas de la piel, tanto la dermis como la epidermis.

Pueden ser producidas por una sobrecarga eléctrica, alguna salpicadura de algún producto químico y por último las llamas de un incendio pueden ocasionar este daño en la piel.

Existen diferentes maneras de volver hacer que el tejido se recupere como antes, pero el tratamiento para quemaduras de tercer grado no solo requiere de paciencia, también es cuestión de higiene.

Tratamiento para quemaduras de tercer grado

Un tratamiento para quemaduras de tercer grado es un proceso de varias etapas.

Una vez obtenido el diagnóstico y liberación de una posible infección, se pasa a la etapa de curación para que luego el tejido comience a cicatrizar de una manera adecuada.Tratamiento para quemaduras de tercer grado

Antes de todo debemos saber que una persona con quemaduras de esa magnitud se imposibilita toda la capacidad de movimiento. Para poder darle los primeros auxilios se deben medir cuáles vías son óptimas para poder movilizar al paciente, bien sean aéreas como terrestres.

Una vez solventado esto, debe insertarse un tipo en la garganta del afectado para garantizarle el suministro de oxígeno.

Tratamiento para quemaduras de tercer grado, aspectos a tener en cuenta.

Hay que tener en cuenta lo siguiente: una persona con quemaduras, indistintamente debe mantenerse hidratado. Bien sea que la corrosión haya afectado una pequeña parte del cuerpo, así como una de gran amplitud.

Usualmente las quemaduras que ocupan un 5% del cuerpo son tratadas con remedios caseros. Pero en el caso del tratamiento para quemaduras de tercer grado es un poco más delicado. Requiere medidas más extremas como es el caso de una intervención quirúrgica.

  • Recuperazión de la piel

Las medidas de curación de la piel comienza a aplicarse una vez se haya estabilizado el afectado y el flujo sanguíneo sea fluido. En muchos casos se recurre a los injertos de piel. Se puede obtener mediante donaciones de otras personas, pieles de animales o producidas artificialmente.

Sin embargo estas dos últimas son únicamente temporales, ya que cuando la piel natural poco a poco comienza a regenerarse, la artificial debe ser removida. La piel sana por sí sola, aunque queda con un grado de sensibilidad notoria.

  • Cicatrices

Después de haber superado la fase de curación quedan las cicatrices. Ante esto se debe recurrir a una serie de cremas o ungüentos para que la piel termine de cicatrizar de una mejor manera.

No se puede hacer uso de ningún tipo de tratamiento a láser. Anteriormente fue mencionado, la piel se encontrará en un estado muy sensible.

Vídeo: tratamiento para quemaduras de tercer grado.

Es fácil diferenciar este tipo con las quemaduras de segundo grado. Cualquier duda de cualquier tipo en los comentarios.

¡Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *