Tratamiento para la rinitis

Un síntoma claro de que necesitamos un tratamiento para la rinitis es cuando los estornudos permanecen con nosotros durante unos cuantos días.

Cuando el clima está muy frío o nos encontramos limpiando y en contacto directo con el polvo, los estornudos constantes y masivos hacen acto de presencia.

La rinitis es una enfermedad que ataca a la mucosa nasal y estimula los estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales y en casos más graves podría llegar a provocar falta de olfato.

Tratamiento para la rinitis

Tipos de Rinitis

Rinitis estacional: Los meses de mayor riesgo son mayo, junio y los últimos meses del año cuando el frío se vuelve más intenso. Exponerse al frío sin estar abrigado aumenta las posibilidades de sentir molestias pues estos climas se prestan para estimular las alergias que tienen que ver con el sistema respiratorio.

Rinitis Perenne: Se produce cuando la persona ha inhalado alguna sustancia a la que es alérgica, como ácaros del polvo, polen, pelo, caspa de animal u otras partículas que se encuentran en el aire libre. Se le denomina como rinitis perenne debido a que es causada por elementos que se encuentran en el ambiente durante todo el año.

Tratamiento para la rinitis

Para empezar es necesario eliminar o por lo menos disminuir todo lo que se pueda las causas que producen la rinitis. Algunas recomendaciones son:

  • Mantener los ambientes limpios y libres de polvo.
  • Cuidar que las ventanas y puertas permanezcan cerradas.
  • Elegir mascotas de poco pelo en lugar de mascotas peludas.
  • Evitar que las mascotas permanezcan en el interior de la vivienda por mucho tiempo.
  • Hacer el aseo de la casa con una mascarilla que cubra la nariz y la boca.
  • Sacudir bien la ropa de la cama antes de acostars.
  • Cambiar la ropa de la cama frecuentemente.

El uso de antihistamínicos puede ser de gran ayuda. Los podemos encontrar en las farmacias en distintas presentaciones, como pastillas, cápsulas, líquido o gotas para aplicar directamente en las fosas nasales. Estos pueden ser adquiridos fácilmente sin receta médica al igual que los descongestionantes; pero no deben usarse por más de 3 días seguidos.

Estos son algunos tratamientos caseros para la rinitis, con los cuales podrás disminuir los síntomas molestos:

La ortiga verde. Sirve para bajar la mucosidad y es antilalergénica. Prepárate una infusión para combatir los síntomas de la rinitis.

Baños de vapor con suero fisiológico, por ejemplo con eucaliptus. Mantendrás húmeda la secreción nasal y despejarás la nariz.

Cúrcuma. La puedes añadir a tus comidas como tratamiento para la rinitis. También actúa como antiinflatorio y antioxidante.

Ajo. Es antibiótico y antihistamínico natural que puede ser muy eficaz en el tratamiento para la rinitis. Se puede tomar crudo o expolvorear en las comidas.

Vinagre de manzana. Otro antibiótico eficaz para combatir la rinitis. También es antihistamínico. Disminuirá los síntomas eficazmente. Se puede mezclar con agua, miel y limón.

Regaliz. Es una cortisona natural que actúa como antiinflamatorio y contra la tos. Recomendamos utilizarlo en infusión o chuparlo directamente.

Agua salina. De todos son muy conocidos los lavados nasales de agua salina para desastacar la nariz y reducir la mucosidad. La puedes encontrar en la farmacia.

Jengibre. Si te preparas agua caliente y le echas una raíz de jengibre conseguirás aliviar los síntomas y evitar tener que ir al médico para que te recete un tratamiento para la rinitis. El jengibre es antiinflamatorio y antibacteriano.

Video con remedios para la rinitis:

Con todas estas propuestas como tratamiento para la rinitis conviene ser disciplinado. Tomar un preparado una vez cada tres días servirá de poco.

Cuando las molestias persisten consultar al médico es la mejor solución.

¿Has recurrido a algún tratamiento específico para la rinitis? Si te funcionó dinos cuál y cómo lo utilizaste. Gracias.

¡Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *