Tratamiento para la bulimia

Hay más de un tratamiento para la bulimia que sea realmente eficaz. La bulimia es un desorden alimenticio que se ha llegado a catalogar como una enfermedad.

Este padecimiento se caracteriza porque la persona siente una compulsión por la ingesta de alimentos, lo que se denomina vulgarmente como atracones, los cuales posteriormente le generan sentimientos de culpabilidad y ansiedad, principalmente debido al miedo de aumentar de peso, lo que provoca que la persona busque mecanismos para evitar subir de peso, como recurrir a laxantes o vomitar la comida ingerida.

Tratamiento para la bulimia

Esta condición es vista en mayor medida en mujeres adolescentes, sin embargo, hoy en día el número de hombres que llegar a padecerla ha ido aumentando progresivamente.

Hay algunos síntomas que pueden evidenciar que la persona está sufriendo de bulimia, como la preocupación constante por el peso corporal, obsesión con el ejercicio, o cuando se ve que una persona va constantemente al baño después de todas las comidas que realiza al día. De igual forma se podrán ver problemas como tos seca provocada por los constantes vómitos, marcas en los dedos, delgadez y cuadros depresivos.

Todos estos síntomas por separado no tienen porque ser de una persona bulímica, y por lo tanto necesitar un tratamiento para la bulimia. Por ejemplo, que una persona vaya al baño después de comer puede ser normal, pero si coinciden varios de los síntomas descritos quizá sea el momento de empezar a pensar en la posibilidad de buscar un experto que hable con la persona.

Una vez diagnosticado el padecimiento es importante que la persona reciba un tratamiento para la bulimia adecuado, de lo contrario su salud podría peligrar gravemente. En este artículo proponemos algunos de los tratamientos más recomendados para casos de bulimia declarados.

Tratamientos para la bulimia específicos

Fármacos:

Estos pueden ir desde antidepresivos hasta ansiolíticos; con la administración de medicamentos se pretende inhibir los sentimientos de frustración o ansiedad que genera en la persona el hecho de ingerir alimentos. Es importante notar que los medicamentos deben ser prescritos por el médico después de las pruebas rutinarias que el especialista determine.

Terapia psicológica:

Debido a que este trastorno alimenticio se origina principalmente por una distorsión de la imagen corporal, uno de los tratamientos para la bulimia se debe basar en la terapia psicológica para quien lo padece. La terapia pretende eliminar los sentimientos de culpa con respecto a la ingesta de alimentos y mejorar la percepción de la persona con respecto a sí misma, aprendiendo a amarse y respetarse tal cual es.

Terapia de grupo:

Junto con la terapia psicológica, los grupos de ayuda son otro factor clave para el éxito en el tratamiento. En estos grupos, además de obtener apoyo durante el proceso de recuperación, también se puede recobrar la habilidad para las relaciones sociales, las cuales se deterioran cuando se padece de esta condición.

Documental sobre la bulimia:

Una persona que tiene esta enfermedad, tanto si se somete a un tratamiento para la bulimia o no, debe generarnos gran compasión porque padece un sufrimiento continuo a diario, y por si fuera poco, lo padece en silencio y a solas.

¿Sabes de alguien que haya padecido bulimia y que haya seguido un tratamiento eficaz? Cuéntanos cómo ha sido el proceso. En estos casos ayuda mucho a otras personas saber cómo otros enfermos y sus familias han afrontado el problema.

Un comentario

  1. Carla Heras Gil 6 agosto, 2016

Responder a Carla Heras Gil Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *