Tratamiento para el reflujo

Existen más de un tratamiento para el reflujo cuya eficacia está probada desde hace ya muchos años. La hiperacidez o reflujo gástrico como comúnmente se conoce, es una condición que afecta al 7% de la población y se da cuando las fibras musculares del esfínter esofágico inferior (EEI) no se cierran, provocando que los ácidos gástricos suban al esófago, produciendo síntomas como nauseas, acidez, dolor de garganta, entre otros.

Algunos síntomas del reflujo son molestos y pueden ser muy inoportunos. Imagínate que estás hablando con alguien o en público y de repente te suben los ácidos del reflujo por la garganta.

Tratamiento para el reflujo

Como tratamiento para el reflujo genérico que se puede aplicar en todos los casos, están las almohadas y colchones para el reflujo. Sobre todo en el caso de los bebés son muy útiles, y pueden hacer que el bebé (y los padres) duerman del tirón.

Como medidas de choque para el tratamiento del reflujo cuando este es diagnosticado, además del colchón anti-reflujo, recomendamos corregir los hábitos nocivos para nuestra salud, o lo que es mejor, sustituirlos por otros hábitos saludables.

Las causas pueden ser varias, desde el consumo de bebidas alcohólicas, obesidad, embarazo, tabaquismo. Puedes seguir algunas de las siguientes recomendaciones para aliviar esta afección:

Tratamientos naturales para el reflujo

Jugo de Aloe Vera:

El Aloe Vera es conocido por sus múltiples propiedades curativas para el aparato digestivo, ya que desinflama y neutraliza los ácidos del estómago. Debes realizar un licuado en el cual solo necesitas medio vaso de agua y una cuarta parte de hoja de aloe vera, licúalo por un par de minutos y bébelo de inmediato, puedes repetir este proceso antes de las tres comidas principales del día.

Vinagre:

De preferencia que sea vinagre de manzana, añade una cucharada de este ingrediente en tres cuartas parte (6 onzas) de un vaso de agua, mezcla bien y bébelo de inmediato.

Manzana:

Se debe de consumir por lo menos una manzana al día, estas ayudan a calmar el reflujo gástrico. Ya sabéis el refrán: “una manzana al día mantiene al médico en la lejanía”.

Evita alimentos procesados:

Disminuye el consumo de alimentos procesos y altos en azucares, estos hacen que aumente el nivel de ácidos en el estómago.

Evita consumir alimentos que favorecen la producción de ácidos:

Los alimentos como el chocolate, alimentos ricos en grasas o picantes y los alimentos ácidos (tomate y cítricos), contribuyen a que aumente la producción de los ácidos estomacales.

Come porciones pequeñas con más frecuencia:

El consumir porciones pequeñas de alimentos varias veces al día, es mejor que consumir porciones grandes, de este modo los ácidos gástricos no se acumularán en el estómago.

Evita el consumo de bebidas alcohólicas y con cafeína:

Estas bebidas relajan las fibras musculares del esfínter esofágico inferior, evitando que se cierren y permiten que los reflujos suban a al esófago.

Ropa holgada:

El usar ropa muy ajustada comprime los órganos internos y no deja que se realice la digestión.

Tratamientos médicos para el reflujo

Si con todas las recomendaciones anteriores no conseguimos reducir o eliminar el reflujo, tendremos que recurrir a la medicina, siempre supervisado y recetado por un médico especialista. Para casos menores será suficiente con tomar un antiácido cuando el reflujo acecha. Para casos más graves también el médico quizá nos hable de cirugía.

Video sobre tratamientos y remedios naturales para curar el reflujo gástrico

¿Has sido víctima del reflujo? ¿has recibido algún tratamiento para el reflujo? Cuéntanos cómo lo solucionaste.

¡Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *